Brujas (Brugge) es una ciudad ubicada en la zona norte de Bélgica y que es atractiva porque al recorrer sus calles somos trasladados a un ambiente mágico donde los cuentos de hadas son realidad. Esta ciudad posee un casco histórico de estilo neogótico que es reconocido desde inicios del siglo XXI como Patrimonio de la Humanidad y que fue reconocida en 2002 como Capital Europea de la Cultura.

Junto a Ámsterdam y Estocolmo, Brujas es reconocido por la cantidad de canales y puentes que posee, además de, sus impresionantes estructuras de arquitectura medieval. Si vamos a visitar Brujas podremos visitar gratuitamente los siguientes atractivos turísticos:

Plaza Mayor. También llamada Grote Markt, esta área de Brujas se encuentra rodeada de importantes atractivos turísticos como el Salón de los Tejidos, el Palacio Provincial, y el monumento Atalaya que representa la autonomía de la ciudad. En esta zona también encontraremos tiendas de antigüedades, restaurantes, bares y otros.

Catedral de San Salvador. Construida en el siglo IX, esta catedral es la iglesia más antigua de la ciudad y sobresale por contar con influencia de diversos estilos artísticos como el romano, gótico, neogótico y gótico florido.

Beaterio. Ubicado detrás del popular Lago del Amor, este atractivo turístico es ideal para alejarnos un poco del bullicio de la ciudad y acercarnos a la etapa de la edad media de la ciudad. Aquí vivian en la antigüedad monjas que bordaban encajes, cuidaban enfermos y, aunque hacían votos de pureza no hacían los de pobreza por lo que vivian con todo el lujo de la época.

Damme. Localidad a las afueras de la ciudad y donde podremos llegar después de media hora en barco a través de uno de los principales canales de Flandes. En Damme podremos recorrer coloridos paisajes, senderos y parques naturales.

Si vamos a visitar Brujas y queremos visitar más atractivos turísticos podemos adquirir la Brugge City Card (el precio es de 12 euros por día y por 5 euros podemos comprar un bono por día extra a los que incluye la tarjeta). Con esta tarjeta podremos acceder de forma gratuita a más de veinte museos y lugares de interés, incluso, realizar paseos en barca o ser parte de los city tour que se realizan en minibús. Con Brugge City Card obtendremos descuento en las entradas a presentaciones de teatro y cine, además de descuentos en alquiler de coches y bicicletas.