Hoy repasaremos las principales bodegas de La Rioja, comunidad autónoma ubicada en la península ibérica que es capaz de albergar más de quinientos almacenes con viñedos en amplias extensiones de territorio. Hasta este destino llegan una gran cantidad de turistas y familias interesados en deleitarse con los vinos más selectos de la región.

Comenzamos nuestro recorrido con Bodegas Darien, ubicada en la carretera de Zaragoza y con una arquitectura digna de ser mencionada como uno de los principales atractivos del lugar. Se trata de una de las bodegas riojanas más tradicionales de la región, ofreciendo entre las actividades recreativas: cursos de cata de vinos, apartados privados para cenas y degustaciones, así como un restaurante cinco tenedores.

Ubicada en Camino Montecillos (Fuenmayor), nos encontramos con Finca Valpiedra, una de las bodegas más bellas y mejor situadas en la Rioja Alta. El lugar está rodeado de un hermoso viñedo, salas de barricas con un diseño sofisticado, zonas de degustación y otros. Esta bodega es parte del grupo de bodegas de la familia Martínez Bujanda (familia reconocida por su trabajo fino en las etapas de elaboración y calidad de vinos).

Heredad Ugarte es otro de nuestros destinos, situado en la Carretera N-232, en el corazón de Laguardia, en esta bodega nos espera una extensa variedad de vinos selectos de gran calidad. El lugar nos remonta hasta el año de su fundación (finales del siglo XIX) a manos de la familia Ugarte Ugarte, quien dejó en herencia una de las bodegas con tintos de excelente calidad, al igual que exquisitos platos típicos con los mejores ingredientes de la región.

Y finalizamos con Finca Manzanos, una lujosa finca ubicada en la carretera de San Adrian que una tradición vitivinícola desde 1890. Los vinos de Finca Manzanos son una muestra de los más de ciento veinte años de experiencia con los que cuenta la bodega y un reflejo de lo que es el territorio de La Rioja.