La Biblioteca Nacional de Austria en Viena tiene unos 7.4 millones de objetos entre su colección. Se encuentra en el Palacio de Hofburgo y está considerada como una de las obras cumbre del barroco secular. Las colecciones de la biblioteca incluyen papiros, manuscritos, libros antiguos, mapas, globos terráqueos, fotografías y trabajos escritos en Esperanto.

Originalmente fue construido por las gestiones del Emperador Carlos VI como parte de la biblioteca de la corte real. Su construcción se inicio en 1723 y acabada en 1726. La biblioteca se extiende hasta la corte del Palacio de Hofburgo y la Iglesia de San Agustín, las tres forman la Plaza de José (Josephplatz).

Dentro destaca el Salón del Estado. Está dividido en el ala de “guerra” y el ala de “paz”. La primera tiene frescos con temas referentes a la guerra; y la segunda, frescos con alegorías al cielo y a la paz. La cúpula de 30 metros de alto tiene un fresco que presenta la apoteosis de Carlos VI en referencia a la construcción de la Biblioteca. En también están las estatuas de los emperadores y cuadro globos terráqueos barrocos. En total, la sala tiene 200 mil libros.

Entre las colecciones más importantes está la colección de libros de príncipe Eugenio de Saboya, cuyos 15 mil volúmenes cubren la literatura de Francia e Italia de la época. Los manuscritos de la Biblioteca vienen desde el siglo IV. La colección más notable es la de los manuscritos de Dioscórides, los cuales tienen un registro gráfico de las especies de la fauna y flora. Ha sido reconocida por la UNESCO por su valor universal. De igual forma, también posee una colección de 180 mil papiros del siglo XV y XVI AC. Es la más grande del mundo.

La entrada a la Biblioteca es libre, pero para entrar al Salón de Estado y las exhibiciones (papiros, globos barrocos, etc.) sí se paga. Lo mejor es comprar la entrada especial que te permite entrar a todas las atracciones y tiene una validez de 7 días. Los adultos pagan 12 euros; adultos mayores y estudiantes, 4,50 euros.

Hay varias opciones para llegar a la Biblioteca. Se puede tomar la línea U2 del metro de Viena (U-Bahn), los autobuses 3A y 48A o los tranvías 1, 2, D, J, 46 y 49.