La Basílica de San Juan de Dios está situada en la calle del mismo nombre, en el centro de Granada. Su construcción fue promovida por Fray Alonso de Jesús Ortega para depositar los restos de San Juan de Dios, fundador de su Órden. Entre los años 1737 y 1759 se erigió este bellísimo templo barroco que ha llegado a nuestros días.

Basílica de San Juan de Dios de Granada

Este es uno de los templos barrocos más significativos de España. La riqueza de las tallas, trabajos de orfebrería y pinturas se incrementa con una iluminación impresionante que los subraya. Los relicarios donados desde Roma, entre los que se cuentan un trozo del manto de la Virgen y otro de la cruz donde murió Cristo, son sólo algunos de sus tesoros.

Cúpula de la Basílica

Son destacables su hermosa portada enmarcada por dos torres, con fachada de mármol y estatuas de los arcángeles Gabriel y Rafael, de Ramiro de Ponce de León y la de San Juan de Dios en el centro, hecha por de Vera Moreno. El Altar Mayor tiene un valioso retablo de madera dorada con esculturas. El Camarín del templo guarda una urna de plata maciza donde se encuentran las reliquias de San Juan de Dios.

Altar Mayor de la Basílica

El horario para la visita turística de la Basílica es, en invierno, diariamente de 10 a 13 y de 16 a 20 horas. En verano es el mismo, pero cierra a las 19 horas por la tarde. La entrada es gratuita. Para llegar hasta la Basílica, debemos coger la línea 5 del autobús urbano.

Fachada principal de la Basílica