El Chinatown y Little Italy solían ser barrios vecinos muy diferenciados que concentraban a los inmigrantes de sus respectivas nacionalidades. En la actualidad la presión demográfica del Barrio Chino ha absorbido la mayor parte de Little Italy. De hecho ambos están listados como un solo distrito histórico. Sin embargo, aún quedan atracciones que visitar en ambos barrios.

El Barrio Chino de Nueva York es uno de los más grandes fuera de Asia. A pesar de ello hay pocas muestras arquitectónicas que lo anuncien, salvo los letreros de las tiendas y bancos y las pagodas en los teléfonos públicos. Es conocido por los 200 restaurantes chinos en el barrio y los mercadillos donde se puede encontrar desde ornamentos y hierbas chinas, hasta artículos de imitación a precios muy bajos.

Sus principales atracciones son la estatua de Confuncio en la Plaza del mismo nombre; el templo budista donde destaca un buda dorado sentado sobre una flor de loto y el Museo Chino Americano que relata la historia de la inmigración china en ese país. Además, cada febrero se hace una multitudinaria celebración del Año Nuevo Chino donde se ven los más coloridos desfiles sin importar las temperaturas.

En cuanto a Little Italy, esta se ha reducido hasta casi una sola calle que sirve de zona turística y que mantiene a algunos residentes italianos. Esta es la Mulberry Street, donde se alinean un par de docenas de restaurantes italianos muy populares con los turistas. Little Italy destaca por el evento llamado “Festín de San Genaro”, un evento donde se celebra la cultura italiana con una gran feria urbana de 11 días en el mes de septiembre.