El Barrio de la Cruz de Sevilla o Barrio de la Santa Cruz, como también se le conoce está emplazado en lo que fue la antigua judería medieval. Se trata de un entramado de calles estrecha y callejones para evitar el calor sevillano, que conducen a pequeñas plazas.

Calles de la Judería de Sevilla

Tanto las calles como las plazas han sido bautizadas con sugerentes nombres que nos hablan de leyendas antiguas, historias de amoríos e intrigas que, ciertas o no, seducen al viajero inquieto y nos invitan a descubrirlas.

Plaza de la Santa Cruz de Sevilla

Así hallamos la calle de Las Cruces, con dos cruces de madera sobre una pared de color rojo, la calle de la Gloria, Pimienta, Mezquita y la famosa calle Mateo Gago, desde donde se tiene la mejor vista de la Giralda.

Get the Flash Player to see the wordTube Media Player.

Entre sus plazas destacamos la de la Santa Cruz, con una cruz de cerrajería, donde hubo una sinagoga antes de la derribada iglesia de la Santa Cruz. La Plaza de los Venerables, llena de bares y terrazas, donde se dice que nació Don Juan Tenorio. La elegante Plaza de Doña Elvira, con su fuente y sus arriates, donde, según reza uno de sus azulejos, nació Doña Inés de Ulloa.

Iglesia de la Santa Cruz de Sevilla

Tras la expulsión de los judíos, el barrio cayó en desgracia y corrió serio peligro de ser derrumbado para realizar ensanches en la época de la remodelación de la ciudad para la Exposición Iberoamericana de 1929. Afortunadamente Alfonso XIII y el Marqués de la Vega Inclán intercedieron por su conservación. Así fue como la reurbanización le aportó un encanto renovado que ha llegado hasta nuestros días.