El Barrio de Belgrano es uno de los más tradicionales y residenciales de Buenos Aires, con características propias. Ubicado en la zona norte de la ciudad, es el nexo con la región norte del Gran Buenos Aires. Presenta una arquitectura de casonas señoriales y petit-hotels característicos de fines del siglo XIX que conviven con modernos edificios de departamentos.


Autor de la imagen: Patricia Curcio

Diseñado por el arquitecto paisajista francés Carlos Thais, sus calles tranquilas y de abundante arbolado, hacen de Belgrano uno de los lugares ideales para pasear o ir de compras los fines de semana.

Te recomendamos que hagas una visita a las plazas de las Barrancas de Belgrano, que antaño llegaban hasta el Río de la Plata. En ella se esconden una réplica adquirida a Francia de la Estatua de la Libertad, una bella terraza-mirador que en otras épocas tenía vistas al río y una tradicional Glorieta en la que se puede asistir a espectáculos musicales cualquier mañana de domingo.

Otro tesoro es la Plaza Manuel Belgrano, en el corazón del barrio, presidida por la estatua del General Belgrano, que todos los fines de semana acoge una feria artesanal con más de 100 puestos. Rodeada por la Iglesia de la Inmaculada Concepción, conocida como “La Redonda”, por su planta circular, y el Museo Histórico Sarmiento, dedicado al ex Presidente Argentino.

Pero el corazón comercial de Belgrano es la activa Avenida Cabildo, cruzada por el metro e innumerables líneas de autobuses, donde tiendas de todo tipo y primeras marcas se concentran para satisfacer la demanda de los compradores más exigentes. Otros sitios de interés para visitar son el Museo de Arte Español “Enrique Larreta”, en la calle Juramento 2291. En la calle Arribeños se ha formado un Barrio Oriental, donde conviven ciudadanos del Lejano Oriente que ofrecen una rica oferta cultural y gastronómica. Puede visitarse el templo budista de Tchon Kuan. El acceso es por un arco traído desde la China.


Autor de la imagen: Roberto Fiadone