Además del parque de atracciones, quedan todavía más razones para volver a subir a la Montaña Mágica. Por ejemplo, disfrutar del mirador que la empresa propietaria cerró en 1985 para instalar una atracción. El Ayuntamiento ha retirado la valla que impedía el libre acceso a este balcón ciudadano único, que ofrece una vista privilegiada de Barcelona.
El origen del parque de atracciones del Tibidabo se remonta a 1899, cuando Salvador Andreu, el creador de las famosas “pastillas del Dr. Andreu“, fundó la Societat Anónima Tibidabo. Uno de los proyectos de la empresa era la creación de un centro de ocio en aquella cima, como parte de una operación para acercar la montaña al público.

Fotografias Parque de Atracciones Tibidabo

Fotografias Parque de Atracciones Tibidabo

El Tranvía Azul, el Funicular y las atracciones se inauguraron el 29 de octubre de 1901, y poco después llegaron al Tibidabo las primeras atracciones. El parque conserva algunas de las más significativas, que han llenado el parque durante sus cien años de existencia, como por ejemplo el Castillo del Terror y la Montaña rusa, O una de sus piezas más singulares, el avión, que data de 1928 y que es una réplica del modelo que realizó el primer viaje entre Barcelona y Madrid.

Wallpaper Parque de Atracciones Tibidabo

Wallpaper Parque de Atracciones Tibidabo

Los atractivos del Tibidabo son las obras que se realizaron entre 1901 y 1905. El marqués de Alella, construyó el Observatorio Fabra, un observatorio astronómico obra de Josep Domènech i Estapà, cerca de este, en 1905, Ferran Alsina edificó el museo de física experimental La Mentora, que muestra algunos de los aparatos científicos de aquella época y que se ha conservado hasta ahora. Entre los cambios de la época destaca también la conversión de las laderas de la montaña en parque municipal en 1908.

Imagenes Parque de Atracciones Tibidabo

Imagenes Parque de Atracciones Tibidabo