Si estamos buscando nuevas alternativas en temas de relajación e hidratación corporal, debemos descubrir los baños de chocolate en spa, también llamados, chocoterapia. Esta técnica alternativa que tiene como base el cacao, ayudará a nuestro cuerpo a aliviar el estrés, además de, vitalizar nuestra piel dejándola suave y con un olor perfumado.

La mayoría de sesiones de baños de chocolate tienen una duración de 45-75 minutos e incluyen masajes y aromaterapia. En los balnearios y spa suele estar incluido en un recorrido que inicia con circuitos de agua de distintas intensidades (en piscinas, jacuzzis, saunas y duchas) para después elegir la opción de chocoterapia que sea de nuestro gusto.

Una de las opciones de baño de chocolate más populares es la de poder sumergirnos en un baño de chocolate que nos
tonificará la piel ayudando la eliminación de toxinas y causando una sensación revitalizadora y relajante en nuestro organismo.

Otra modalidad que podemos solicitar en el baño de chocolate son las envolturas. Con esta técnica se nos cubrirá el cuerpo con un mouse especial que incluye cacao, aceite de almendras y otros nutrientes para después cubrirnos con una manta eléctrica que favorecerá la absorción de estos componentes.