Es conocido como Baby Moon a un viaje que realizan los futuros padres antes de la llegada del bebé, es decir, una luna de miel con el bebé aún en el vientre materno. Actualmente el Baby Moon está de moda y es común encontrar agencias de viajes que ofrecen itinerarios a destinos recomendados para un momento de ocio y relajación.

Antes de ser padres, los futuros papás pueden disfrutar con el Baby Moon de unas vacaciones y comenzar a celebrar la pronto llegada del bebé al hogar, además, es común que durante los primeros años de vida del bebé, los padres no quieran realizar viajes largos y los gastos en casa aumenten, por lo que, un Baby Moon es ideal antes de ser padres.

Los itinerarios también están pensados para las embarazadas que viajan solas. Los Baby Moon incluyen en su mayoría todo lo relacionado a paseos románticos, tratamientos de belleza, masajes, spa, rutas gastronómicas, cenas en pareja, y paseos por las principales tiendas del lugar para realizar compras.

Si vamos a realizar un Baby Moon debemos evitar viajar en la etapa de náuseas y somnolencia (primer trimestre) siendo recomendado el viajar cuando nos encontremos entre el 3er y 6to mes de embarazo; comentarle a nuestro ginecólogo la intención de viajar para conocer cualquier riesgo de parto prematuro; verificar si necesitaremos vacunas pues algunas están contraindicadas para embarazadas; y, llevar ropa transpirable, cómoda y de abrigo para evitar cualquier cambio brusco de temperatura.

Algunos destinos recomendados para un Baby Moon son:

Bahamas. Destino elegido por la tranquilidad que podemos encontrar en sus playas de aguas cristalinas, además de, ser un destino recomendado para un viaje romántico. Bahamas es un paraíso caribeño que cuenta con grandes islas y resorts exclusivos.

España. Destino elegido por quienes buscan un clima mediterráneo y poder realizar paseos adornados por una atractiva arquitectura. Entre las ciudades más demandadas se encuentran Madrid, Barcelona y Pamplona, pues están llenas de historia, cultura, y ofertas hoteleras muy variadas.

Estados Unidos. En Estados Unidos son Hawaii y San Antonio en Texas, dos de los destinos recomendados para el Baby Moon. El primero porque es ideal para los aficionados a la playa y los paisajes inolvidables llenos de misticismo. El segundo porque ofrece tranquilidad lejos de las enormes ciudades y porque cuenta con rutas para pasear llenas de atractivos de la cultura hispánica.

Inglaterra. Las afueras de Chester son recomendadas para disfrutar de la vegetación, alojarnos en edificios históricos del siglo XVII, acceder a todos los servicios de un spa o degustar lo mejor de la gastronomía inglesa.

Grecia. Nada como la Isla de Santorín para disfrutar de una puesta de sol. Kilómetros de arena negra son decorados con iglesias, volcanes y playas.

Tobago. Isla ubicada en el Mar Caribe y que es un destino muy elegido para un Baby Moon. Aquí las embarazadas encuentran un atractivo destino tropical de aguas turquesas y con muchas ofertas relacionadas a la aromaterapia, masajes, tratamientos de belleza y otros.

Aunque la idea del Baby Moon o turismo para embarazadas no es nueva, en España recién está ganando mercado, y cada día son más las parejas que se permiten realizar un viaje de placer para disfrutar un momento a solas y redescubrirse antes de iniciar una nueva etapa en su vida juntos.