En una superficie de 320 kilómetros cuadrados de pura duna, llana y rojiza, donde la vista al horizonte es nula por no contar con un solo punto de referencia mas que nuestros propios cuerpos y la compañía de los fuertes vientos calidos soplando a lo ancho, lo hacen un área ideal para disfrutar de actividades que utilizan como medio esta fuerza natural.

Delta 

Entre actividades como kitesurf, snowkite, landboard o kite buggy (casi desconocidas en el occidente de nuestra España), que se practican en  las arenas de la playa de los eucaliptos y del Serralo. Nos llama la atención ver cantidad de turistas sentados en pequeños carros de bajo perfil que mantienen sus manos en dirección al cielo, en el aire se ven cometas que impulsan a estos vehículos, haciendo maniobras, giros y vueltas.

Delta 

Los pequeños vehículos impulsados por los pequeños parapentes, pueden llegar a alcanzar velocidades de hasta 40 kilómetros por hora, dependiendo de la fuerza y variación del viento, el cual esta siempre garantizado en este delta soplando a lo largo del día suave y constantemente.

Delta