El autobús es uno de los principales medios de transporte en Tokio después de las líneas de tren y metro. Este medio es ideal para acortar distancias entre los distintos puntos históricos de Japón, además es rápido, económico y funciona bien debido a la estricta delimitación que cumple cada una de las líneas.

Hay que destacar que el autobús es el medio de transporte ideal para ir desde el Aeropuerto Internacional de Tokio-Narita (donde aterrizan la gran mayoría de los vuelos provenientes de América y Europa) hasta el centro de la ciudad. El precio del billete para este recorrido es de 3.500 yenes (32 euros) y, a lo largo de los 75 kilómetros de viaje entre la terminal aérea y el centro, los autobuses pasan por algunos de los hoteles y alojamientos más importantes de Tokio.

La vista panorámica de los autobuses es ideal para los turistas –incluso en las rutas del subsuelo- y el precio promedio de cualquier ruta es de 1,8 euros (los niños menores de un año viajan gratis y los menores de doce sólo pagan el cincuenta por ciento de la tarifa). El billete se paga al salir del autobús ya sea en efectivo o con la tarjeta de transporte Suica/Pasmo.

La tarjeta monedero Suica/Pasmo podemos adquirirla en las oficinas de Japan Rail, oficinas de las compañías de trenes y en los aeropuertos de Tokio a un precio de 4,5 euros de depósito más la cantidad con la que deseemos recargar la tarjeta.

Los autobuses circulan desde primera hora de la mañana hasta las 10 de la noche.