Los autobuses de Nueva York son una buena opción a pesar de la densa red de metros. Fuera de las horas pico, pueden ser la mejor forma de cruzar la ciudad por ser baratos y por poder gozar de las vistas.

Funcionan las 24 horas del día y las rutas son fácilmente reconocidas ya que circulan por todas las principales avenidas de Nueva York —la 14, 23, 34, 42, 72 entre otras. Durante las horas pico los autobuses se saturan y circulan muy lento debido al tráfico pesado. Por ello si se está apurado es mejor quedarse con el metro.

Las líneas de autobús se identifican por letras seguidas por números. Las letras indican en que municipio opera (M=Manhattan; Bx=Bronx; B=Brooklyn; Q=Queens; S=Staten Island). Las paradas están cada pocas calles y todas tienen mapas y horarios marcados que son guías de que tanta frecuencia se puede esperar a que base un autobús. Para ver los mapas de cada municipio, se debe reviar la página Web de la Metropolitan Transport Authority (MTA):

http://mta.info/mta/maps.htm

El precio de un billete normal (2 horas con transferencia ilimitada) es de $2,25 y para rutas expresas es de $5,50. Se paga en monedas y la cantidad exacta. Puedes pagar también con la Metrocard, que cuenta con diversas opciones desde un simple viaje hasta 14 días ilimitados.