La ciudad de Buenos Aires cuenta con una red de autobuses urbanos de 144 líneas que operan en la Región Metropolitana. Se les conoce como “colectivos” y son la forma más rápida, popular y económica de transporte público.

Las líneas se identifican con números y cada empresa tiene colores característicos con que pintan los vehículos. Las paradas están indicadas con un poste donde figura el número de línea y una síntesis del recorrido.

Funcionan las 24 horas, aunque después de medianoche la frecuencia de paso suele ser menor. Dentro de la ciudad hay dos tarifas, 1,20 y 1,25 pesos (alrededor de U$D0,35 ó 0,25€). El boleto puede comprarse en el colectivo con monedas, o pagar con los dos sistemas de tarjetas de prepago, Monedero y SUBE, que pueden usarse en la mayoría de las líneas de metro, tren y autobuses.

La tarjeta Monedero se solicita gratuitamente en las boleterías del Metro. SUBE es un tarjeta magnética personal y gratuita, se debe solicitar en los Centros de Atención de San Martin 921, y Sucre 2430, presentando documento de identidad.