Esta fue construida por el ganador de una competición internacional muy especial, el arquitecto Walter Burley Griffin de Chicago, quien fue su ganador y le dio un estilo de ciudad jardín, debido a la inclusión de numerosas áreas con vegetación natural, recibiendo el apodo de la “Capital Arbusto“. La ciudad a pesar de tener un difícil crecimiento y desarrollo debido al periodo de guerras o depresiones del momento, finalmente logró convertirse en una ciudad próspera y con un alto contenido de cultura. Tienes más información en: “Australia – Sydney un lugar para descubrir“.

Tienes más información en: "Australia – Sydney un lugar para descubrir".