Asakusa es un distrito de Taito y uno de los más coloridos de Tokio. Su territorio se extienda a lo largo del río Sumida y pertenece al sector más antiguo de la capital de Japón. La principal atracción de Asuka es el templo Senso-ji y sus zonas aledañas, que diariamente son visitadas por miles de personas con el objetivo de invocar a la buena suerte.

Los sitios más recomendados para visitar en Asakusa son:

Puerta de Kaminarimon. Esta puerta se encuentra escoltada por esculturas de madera de los dioses del trueno, que nos llevan a la puerta de Hozomon, continuando por un recorrido de casi 200 metros por la calle Nakamise. Ésta es una calle comercial, ideal para comprar recuerdos del viaje que pueden ir desde kimonos hasta los típicos abanicos de colores.

Templo de Sensoji (Asakusa Kannon). Cuentan las leyendas populares de Japón, que este edificio data del siglo VII y fue fundado por un grupo de pescadores que encontraron entre sus redes una estatua de Kannon (dios de la compasión). El Templo de Sensoji es considerado el más antiguo de Tokio, y es visitado anualmente por más de veinte millones de personas. Podemos visitarlo de lunes a domingo de 06:00 a 17:00 horas. La entrada es gratuita.

Parque de atracciones Hanayashiki. En este Parque de atracciones encontraremos las montañas rusas más antiguas del país, que podemos visitar de 10:30 a 18:00 horas de miércoles a lunes. La entrada tiene un precio de 8,25 euros.

Museo de Artesanía Tradicional Edo Shitamachi. Aquí encontraremos muestras de la artesanía japonesa. La entrada es gratuita y está abierto de 10:00 a 20: 00 horas.

Crucero por el río Sumida. Cada cuarenta minutos podremos unirnos a un grupo para pasear por el río Sumida. El precio tiene una media de 15 euros.

En Asakusa podrás realizar tus ofrendas para la buena suerte y ponerte en contacto con la milenaria cultura japonesa.