El Monumento Natural de Arinaga es un espacio protegido que se encuentra ubicado en la costa sureste de la isla de Gran Canaria, en el municipio de Agüimes. Lo constituyen el cono de Arinaga, la vertiente este de la Montaña de Arinaga hasta el mar y el Roque de Arinaga.

Sus casi 91 hectáreas de superficie son un área de sensibilidad ecológica, por ser una muestra representativa de los ecosistemas característicos y espacios naturales de la isla.

Allí se alojan especies amenazadas como el lagarto atlántico que aquí tiene una pequeña población. También hay endemismos como la piña de mar o el chaparro y especies que necesitan ser protegidas especialmente, como es el caso de las aves migratorias costeras que suelen pasar por allí.

Entre los conos volcánicos y los acantilados de su relieve hay cuevas artificiales que han sido excavadas para ser usadas como casas. En la actualidad no hay población en la zona, aunque existe un faro y un antiguo albergue juvenil en desuso. La zona es ideal para realizar excursiones de senderismo y observación de la naturaleza.