Son miles los árboles de Navidad que se montan alrededor del mundo en esta época festiva. No obstante, hay algunos que destacan por encima de todos: grandes, modernos, animados, artesanales, etc. Aquí encontrarás los más espectaculares y te explicamos dónde encontrarlos.

A continuación tienes un índice con todos los puntos que vamos a tratar en este artículo.

Los más bonitos

Algunas ciudades tienen árboles que impresionan por su belleza. Algunos de ellos son tradicionales, mientras que otros son propuestas más modernas y arriesgadas.

Galaerías Lafayatte, París, Francia

Las Galerías Lafayatte se localizan en París, la capital de Francia. Este centro comercial siempre sorprende con árboles de gran belleza y que impresionan a todo aquel que va a verlos. El modelo va cambiando cada año y en algunas ediciones ha sido colgante.

En 2016, fue el artista Lorenzo Lapace quien lo diseñó. Consistió en un árbol elaborado al completo con papel. Todo el centro comercial estaba decorado bajo la premisa ‘Navidad Extra Polar’, ya que se representaban unos osos polares que fueron hasta allí tras el derretimiento del Polo Norte.

Se eligió esta temática porque se trataba de un proyecto solidario que pretendía dar a conocer la importancia de la biodiversidad y la preservación del planeta. Incluso se desarrolló una aplicación para el móvil.

Byblos, Líbano

Por otro lado, aunque en el Líbano la mayoría de la población es musulmana, también hay un importante porcentaje de cristianos. Por ello, en la ciudad de Byblos, cada año se monta un ejemplar que resalta por su belleza y encanto.

En el siguiente vídeo podrás ver la ceremonia de inauguración y la repercusión que ésta tiene en este lugar:

Estrasburgo, Francia

En Estrasburgo, una población de Alsacia, Francia, cada Navidad podemos hallar el mercado más antiguo de Francia, pues tiene casi 450 años de antigüedad. Junto a éste no puede faltar un gran árbol que sobresale por encima de los edificios.

Plaza de la Ciudad Vieja, Praga, República Checa

La Plaza de la Ciudad Vieja es el centro cultural y turístico de Praga. Por eso, es éste el lugar en el que se coloca el árbol más importante de la ciudad. Éste suele ser natural y estar adornado con luces.

A su alrededor, se monta un mercadillo navideño en el que se puede comprar objetos artesanales y comida típica checa.

Centro comercial Kitte, Tokyo, Japón

Otro modelo que llama la atención por su belleza es el del centro comercial Kitte, en Tokyo, Japón. Éste es de color blanco y tiene la apariencia de estar totalmente nevado.

Pese a que el centro se abrió en 2013, su decoración navideña ya es popular y se ha convertido en una de las más destacadas de la ciudad japonesa.

Los más feos

Aunque como dice el dicho: “para gustos, colores”, alrededor del mundo encontramos algunos árboles de Navidad que podemos considerar feos.

Canary Wharf, Londres, Reino Unido

En Londres han decidido darle un uso decorativo a los semáforos, y para ello han creado el denominado Traffic Light Tree.

Éste monumento está durante todo el año en el complejo Canary Wharf. Está formado por 75 juegos de luces que se controlan por ordenador. Ha inspirado a otras ciudades, como Berlín, donde se le han añadido señales de tráfico y otros elementos.

Chandler, Arizona, Estados Unidos

En Chandler, Arizona (Estados Unidos), ya llevan 60 años plantando un árbol elaborado con plantas rodadoras o tumbleweed. Para poder formarlo, se recolectan cientos por toda la población. Chandler presume de ser la única ciudad del suroeste de Estados Unidos que construye un árbol navideño.

Junction, Texas, Estados Unidos

La caza de ciervos es muy popular en Junction, perteneciente al Estado americano de Texas. Por eso allí puedes encontrar el Deer Horn Tree, elaborado con cuernos de ciervo. Aunque está todo el año, en Navidad le ponen luces para decorarlo.

No son los únicos árboles de Estados Unidos formados por materiales un tanto peculiares. En Rockland, Maine, se elabora con trampas para langostas. En el caso de Baltimore, en Maryland, reutilizan los tapacubos de los coches.

Los más grandes

Hay otros que pueden verse incluso a kilómetros de distancia debido a su tamaño. A lo largo de los años, siempre ha habido una competición entre ciudades para ver quién consigue construir el mayor árbol.

Dortmund, Alemania

El árbol de Navidad tradicional más grande del mundo se ubica en Dortmund, Alemania. Mide 45 metros de altura y tiene un total de 40.000 bombillas. A su alrededor se monta el típico Mercado de Navidad.

Lago Rodrigo de Feiras, Río de Janeiro, Brasil

No obstante, en el Lago Rodrigo de Feiras, en Río de Janeiro, Brasil, encontramos el árbol flotante más monumental, ya que se encuentra en mitad del agua. Es impresionante, ya que tiene un tamaño de 85 metros.

En la siguiente imagen puedes observar lo impresionante que es y cómo es más alto que los edificios de su alrededor:

Monte Ingino, Gubbio, Italia

Sin embargo, el árbol del Monte Ingino de Gubbio, en Italia, es el más gigante. Esta figura está formada por 3.000 luces, que recorren un total de 8,5 kilómetros.

Se puede ver incluso a 50 kilómetros de distancia y, como vemos en la foto, ocupa toda la ladera de la montaña:

Tegucigalpa, Honduras

En Tegucigalpa, Honduras, quisieron superar otro tipo de marca: la de crear el mayor formado por personas. Un total de 2.945 personas vestidas con ropa marrón, verde y roja lo consiguieron.

En este video podemos ver cómo anuncian en unos informativos de que esta población consiguió el Record Guinness, ya que superó en número de participantes a un municipio de Argentina:

Ciudad Reforma, México

En cuanto al árbol más grande elaborado con materiales artificiales, se montó en Ciudad Reforma, México, en 2009. Medía nada menos que 110 metros de altura y su peso era de 330 toneladas.

Los más raros

Estos ejemplares no dejan indiferente a nadie. Algunos de ellos se han propuesto reciclar materiales que poco tienen que ver con la Navidad.

Rakvere, Estonia

Hay algunos que destacan por ser un tanto extraños. Como el de Rakvere, en Estonia, donde en 2016 fabricaron uno con madera y ruedas dentadas gigantes que se mueven a tres velocidades distintas. Esto lo consiguieron gracias a un mecanismo eléctrico. Además, cambiaba de color.

Lynchburg, Tenesse, Estados Unidos

En Lynchburg, Tennessee, la fábrica de whisky Jack Daniel’s lleva varios años montando un árbol de Navidad que se compone de 140 barriles llenos de su licor.

Su éxito fue tal que ya instalan uno igual en Londres. Según la fábrica, la construcción de este ejemplar se ha convertido en su propia tradición navideña.

Telluride, Colorado, Estados Unidos

En otro municipio americano, Telluride, Colorado, llevan montando un árbol único desde 2013. Los habitantes donaron un buen número de viejos esquís y el artista local Anton Viditz-Ward se encargó de convertirlos en una obra de arte.

La elección de este objeto se debe a que es una zona en la que suele nevar y, por lo tanto, sus habitantes tienen como costumbre salir a esquiar siempre que pueden.

Estación de St. Pancras, Londres, Reino Unido

La Estación de St. Pancras de Londres organiza proyectos temáticos. En 2015, el árbol estaba formado por peluches de la factoría Disney. En 2016, colaboraron con el Circo del Sol.

Por lo tanto, en este lugar, todos los días de diciembre se vivieron espectáculos musicales. Además, en el centro de este minimalista árbol se hallaba una enorme esfera de cristal en la que aparecían imágenes de este circo.

Murano, Italia

Murano es una pequeña isla de Italia famosa por su cristal artesanal de calidad. Por ello, han decidido crear un árbol hecho con este material, al que le han dado forma de tubos de colores.

Los más famosos

Hay varios que son conocidos a nivel mundial e incluso aparecen en la televisión cuando, cada año, se acerca la fecha de su inauguración.

Rockefeller Center, Nueva York, Estados Unidos

Como el del Rockefeller Center, en Nueva York. Cada año organiza una ceremonia de iluminación para inaugurar este árbol con más de 70 años de historia.

Además, es solidario, ya que cuando la Navidad acaba, donan el tronco a la ONG Habitat for Humanity, pues se convierte en madera utilizada para la construcción de nuevos hogares.

Trafalgar Square, Londres, Reino Unido

El abeto rojo de Trafalgar Square, en Londres, llega cada año desde Oslo, en Noruega, en forma de regalo. De esta forma, la ciudad agradece la ayuda que Reino Unido dio al rey Haakon de Noruega durante la Segunda Guerra Mundial.

Plaza Roja, Moscú, Rusia

En la Plaza Roja de Moscú, Rusia, también encontramos un imponente árbol. Además, en esta ciudad se localiza la pista de hielo más grande del mundo, por lo que si la visitas puedes aprovechar para patinar en ella.

Además, desde esta destacada plaza tenemos impresionantes vistas a algunos de los edificios más destacados de la ciudad, como la Catedral de San Basilio, que destaca por su colorido.

Plaza de San Pedro, Ciudad del Vaticano

No podía faltar la capital del catolicismo, es decir, la Ciudad del Vaticano. En su centro, la Plaza de San Pedro, se instala un árbol decorado con luces led, ya que éstas tienen un menor impacto ambiental que las luces convencionales.

No es el único ornamento navideño que se coloca en la plaza, ya que también se monta un gran Nacimiento. En 2016, con este Belén se quiso rendir homenaje a los inmigrantes que arriesgan su vida cruzando el mar Mediterráneo.

Casa Blanca, Washington D.C., Estados Unidos

Washington D.C. es la ciudad en la que se ubica la Casa Blanca, vivienda del presidente de Estados Unidos. Cada año llega en carruaje el árbol de Navidad, el cual se instala en el Salón Azul.

En el siguiente vídeo de Youtube la primera dama de Estados Unidos recibe al carro con caballos que lo trae:

Los más originales

Con la cantidad de árboles de Navidad que hay en el mundo, es difícil ser original. No obstante, hay algunos que lo han conseguido.

Legoland, Malasia

Pese a que hay bastante competencia, hay algunos modelos que no pasan desapercibidos, como el del parque Legoland de Malasia, que está construído con 400.000 piezas de Lego. Sus artífices tuvieron que dedicarle 3.440 horas de trabajo.

West Palm Beach, Florida, Estados Unidos

En West Palm Beach, Florida, utilizan 600 toneladas de arena para elaborarlo. Además, está iluminado y tiene música. Este “árbol” se llama Sandi y tiene su propia cuenta de Twitter.

No obstante, este personaje no se encuentra sólo, ya que a su alrededor se fabrican otras esculturas. Es tanta la expectación que genera, que incluso podemos comprar un poco de arena con la que se construye.

Rijsmuseum, Ámsterdam, Holanda

Si vas al Rijsmuseum, en Ámsterdam, podrás ver un modelo en tres dimensiones, pero no tocarlo, ya que es un holograma. En este museo han tenido que utilizar la tecnología más avanzada para crearlo, ya que es el primero de su condición.

Este diseño digital tiene una altura de siete metros. Da la sensación de que está flotando, ya que es expuesto por encima de las cabezas de los visitantes.

Museo de Victoria y Alberto, Londres, Reino Unido

No podemos dejar de nombrar a otro ejemplar londinense que se encuentra en el Museo de Victoria y Alberto. Se llama “Kalpataru, el Árbol de los Deseos”, y combina la Navidad con una festividad hindú denominada Diwali.

Está formado por tres partes independientes, cuyas pinturas y marcos de metal se han elaborado a mano. Se inspira en la hoja de la albahaca, la flor de loto y la hoja de betel, una planta medicinal.

Claridge’s Hotel, Londres, Reino Unido

En el Claridge’s Hotel de Londres, cada año invitan a un artista destacado. En 2016, Jony Ive y Marc Newson diseñaron no un solo árbol, sino todo un bosque cubierto por la nieve y formado por arbustos de plata.

Con esta representación quisieron reflejar la pureza de la naturaleza. Fue una fusión entre tradición y futuro, creando una atmósfera mágica que impactó a todo aquel que lo vio.

Este artículo ha sido compartido 41 veces. Hemos dedicado muchas horas para recopilar esta información. Si te ha gustado, compártelo, por favor:

Finalmente, hemos seleccionado el artículo anterior y siguiente del bloque "Navidad en el mundo" para que puedas seguir la lectura: