Ryanair, cuyo nombre comercial original es Ryanair Ltd., es una aerolínea de vuelos low cost de origen irlandés cuya sede se encuentra en Swords, Dublín (Irlanda). Desde que se fundara en 1985, Ryanair ha experimentado una expansión sin precedentes por toda Europa que ha revolucionado el tráfico aéreo gracias a su modelo de negocio basado en la venta de billetes de avión económicos.

Ventajas

Son seis las grandes ventajas de volar con esta compañía de vuelos low cost:

  • Aunque esta es una ventaja común en todas las compañías aéreas de vuelos low cost, es cierto que Ryanair se suele desmarcar en cuanto a precios extraordinariamente bajos.
  • A pesar de que hoy en día ya no existe la necesidad de comprar el billete de avión con antelación, sí que podemos apreciar una disminución en los precios de los vuelos si compramos nuestro billete con al menos tres o cuatro meses de antelación.
  • Opera rutas desde España hacia las principales ciudades de Europa y también a Marruecos. Dentro de Europa, podemos encontrar destinos como Alemania, Francia, Italia, Malta, Eslovaquia, Lituania, Polonia, Noruega, España, Suecia, etc. Podéis consultar el artículo Destinos de Ryanair desde España para una información más detallada al respecto.
  • Ryanair no opera rutas con conexiones, por lo que la comodidad del pasajero aumenta al no tener que realizar escalas.
  • La compañía ofrece el servicio Ryanair Family Extra, el cual facilita el viajar en familia: si se contrata este servicio en su totalidad, la familia adquirirá un 50% de descuento en el equipaje facturado, los asientos asignados y la prioridad de embarque, además de incluir un seguro de viaje para los menores de 16 años.
  • Los vuelos de Ryanair suelen respetar los horarios de llegada y salida, por lo que se considera que es una aerolínea muy puntual, salvo algunas excepciones.

Además, si durante la reserva de tu vuelo cometes algún error de tipo ortográfico en tus datos personales o has elegido mal la fecha o el destino de tu vuelo, Ryanair considera estos como errores menores y dispone de un período especial de 24h desde que realizas la compra en el que puedes corregir todos estos errores.

Desventajas

Estas son las desventajas a las que suelen hacer referencia los usuarios que han viajado en alguna ocasión con la aerolínea irlandesa:

  • Al bajo precio inicial del vuelo se van sumando otras tasas conforme avanzas en el proceso de reserva: cargos administrativos y por pago con tarjeta de crédito, recargos para la facturación de equipaje, etc. Durante el proceso de compra online van apareciendo anuncios que ofrecen servicios extra (contratación de coche, embarque prioritario…) a los que debes estar muy atento o de lo contrario puede que los contrates sin desearlo porque la opción de rechazar estos servicios suele aparecer en letra pequeña o de forma confusa.
  • Tenemos que imprimir la tarjeta de embarque desde casa, con lo que, si llega el día de la salida del vuelo y aparecemos en el aeropuerto sin ella, se nos cobrará una tasa extra o no podremos volar.
  • Los aviones de Ryanair disponen de poco espacio entre asientos, con lo que suelen resultar incómodos para muchos viajeros.
  • Lo más habitual es que el precio del vuelo vaya aumentando conforme se acerca la fecha de salida. Por tanto, no es recomendable acudir a Ryanair en caso de tener que realizar un vuelo urgente.
  • Ryanair suele operar en aeropuertos secundarios y solamente en algunos aeropuertos principales. Por ello, el pasajero tiene que optar por desplazarse hasta el aeropuerto en otro medio de transporte, como taxi, coche o tren, lo cual puede encarecer el viaje. De este modo, es posible que el precio tan económico que hemos pagado por nuestro billete de avión termine siendo muy elevado a causa de este trayecto.
  • Es altamente recomendable llevar con nosotros el Documento Nacional de Identidad (DNI) para embarcar: de lo contrario, puede que suframos una denegación de embarque. En cualquier caso, desde hace un tiempo, la compañía envía un correo electrónico a los pasajeros unos días antes de la salida del vuelo para recordar esta norma.
  • La compañía permite un bulto de equipaje de mano, que, además, debe tener unas medidas concretas (máximo 10 kg y dimensiones de 55 cm x 40 cm x 20 cm). Desde diciembre de 2013, Ryanair permite un segundo bulto de mano de un tamaño inferior al primero (no superior a 35 x 20 x 20).

Cabe destacar que, aunque ahora ya existe la asignación de asientos, no hay posibilidad de elegir; para este fin, se deberá abonar una tasa extra. En cualquier caso, Ryanair se reserva el derecho de reasignar asientos en cualquier momento por motivos de seguridad u operacionales, incluso si ya hemos pasado la puerta de embarque.

Equipaje facturado

La aerolínea dispone de una normativa específica en relación al equipaje facturado. El pasajero tiene derecho a facturar una maleta durante la compra de su billete, por la que deberá abonar la tasa correspondiente dependiendo de si contrata 15 o 20 kg de peso.

A esta primera maleta podrá añadir una segunda una vez haya adquirido el billete, desde la opción Gestionar mi reserva en la web de la aerolínea. Para más detalles acerca del equipaje facturado en Ryanair, te invitamos a consultar nuestro artículo dedicado a ello Características del equipaje facturado en Ryanair.

Otra desventaja es que la tasa extra por cada kilo extra de equipaje facturado es muy elevada: por cada kilo de más, 10 € extra, es decir, si nos pasamos por ejemplo 2 kg tendríamos que pagar 20 €, que es casi lo mismo que facturar otra maleta de 15 kg.

Finalmente, hemos seleccionado el artículo anterior y siguiente del bloque "Viajando en avión" para que puedas seguir la lectura: