Para alquilar un coche en Viena sólo debes presentar tu permiso de conducir (para países fuera de la Unión Europea se debe tener una licencia internacional) y ser mayor de 21 años. El seguro para terceros es obligatorio en Austria.

Entre las principales empresas están:

Ten en cuenta que en Viena los tranvías tienen prioridad y que los coches deben esperar cuando pasen a recoger pasajeros. También los peatones esperan que te detengas en los cruces, por ello es mejor ir despacio para evitar incidentes.

Los distritos del 1 al 9 y el 20 son zonas de pago para aparcamiento. Te darás cuenta por los letreros que dicen “Kurzparkzone”. Esta zona requiere “Parkscheins” o vales de aparcamiento que se pueden comprar en cualquier tienda. Hay de 30 (0,60 euros), 60 (1,20 euros) y 90 (1,80 euros) minutos. Para validarlos debes llenar los datos la hora y fecha y ponerlos en tu parabrisas.