Alquilar un coche en Venecia no tiene sentido si lo que piensas es, solamente, quedarte en la ciudad.

Ten en cuenta que si lo recoges al llegar a tu aeropuerto, podrás cruzar el Puente de la Libertad hasta Plaza Roma y de allí no podrás pasar. La isla tiene vedada la circulación. Por lo cual tu coche deberá quedar en uno de los parkings de la zona de la Plaza. Las tarifas diarias de los aparcamientos oscilan entre los 10€ y los 30€. Dependerá si son o no privados. Pero lo complejo será conseguir una plaza.

Puede resultarte muy útil disponer de coche si quieres visitar las ciudades cercanas. En la zona de Plaza Roma están las oficinas de las empresas más importantes donde puedes alquilar.

Los requisitos para la contratación son los habituales en Europa: ser mayor de 21 años y poseer licencia de conducir vigente y una tarjeta de crédito a nombre del conductor. No suele ser caro, aunque debes comprobar el precio con los seguros obligatorios y los impuestos correspondientes.