El alquiler de un coche en Tenerife suele ser la mejor manera de recorrer la isla a tu aire. Si bien las distancias no son muy importantes y el transporte público posee un servicio de calidad, con un coche ganas en libertad de horarios para tus desplazamientos.

Como el mercado es muy competitivo, puedes conseguir ofertas interesantes en Internet con la suficiente anticipación. Son muchas las empresas de alquiler, entre las locales y las de renombre internacional, y pese a que todas ofrecen unas tarifas uniformes, siempre hay ofertas especiales.

Los requisitos para el alquiler son los mismos que en el resto de Europa: una tarjeta de crédito a nombre del conductor responsable, el carné de conducir con vigencia de al menos un año y ser mayor de 23 años, si eres menor tendrás que pagar unas tasas especiales y no todas las empresas te alquilarán. Lo mejor es cerrar el trato y dejar el alquiler pagado antes de llegar a la isla.