El alquiler de coche en Roma es una decisión seria. Si nuestra intención es salir del aeropuerto hasta el centro de la ciudad, conviene más usar transporte público.

Carreteras de Roma

Pero nos puede resultar útil, si nos alojamos en la periferia de la ciudad, llegar por las noches será complicado. O si pretendemos desplazarnos a localidades cercanas como Tívoli y Ostia, con un coche tendríamos plena libertad de movimientos.
Las tarifas son similares a las españolas, puedes conseguir un coche desde €45 al día y hasta encontrar ofertas para fines de semana.

Coche de alquiler

Podrás conducir el auto soñado, un Ferrari, un Lotus o cualquier otro de alta gama, la mayoría de las empresas de alquiler en Roma los ofrecen.

Modelos en alquiler

Hay que ser muy cauto al conducir, el tráfico es caótico y el exceso de motos llega a molestar. Aparcar es un problema: hay pocas zonas y la mayoría son de pago y muy caras. En el centro existe una zona ”ZTL”, que limita la circulación durante el día. Por la noche se cierra la circulación en Trastevere y San Lorenzo. Si tienes en cuenta que la gasolina en Italia es más cara que en España, la decisión se complican.