Alquilar un coche en Florencia puede ser muy útil o un problema. Si lo que pretendemos es recorrer los alrededores de la ciudad, y visitar ciudades cercanas, es la mejor opción. Pero si queremos recorrer la ciudad, será un trastorno, porque el tráfico está muy restringido en el centro y aparcar es muy complicado. Los espacios en la calle son escasos y poco recomendables, y los parkings cerrados son muy caros y no abundan.

Alquiler de coches en Florencia

La mayoría de las empresas internacionales, y muchas regionales, tienen oficinas en Florencia, tanto en el centro como en la estación de trenes y en los aeropuertos. Pese a ello, en alguna ocasión, conseguir un coche se puede complicar. Por eso te recomendamos que reserves con la suficiente antelación.

Pasear por la campiña

Las tarifas parten de los 40€ para un compacto, pero se consiguen ofertas interesantes en Internet. Las condiciones de alquiler son las generales europeas. Recuerda que si eres extracomunitario te conviene verificar la validez de tu permiso de conducir para Italia.

Alquiler de coches baratos