La oferta de alojamiento en Vigo es muy amplia y las tarifas no son excesivas. La calidad que encontraremos en cualquiera de los establecimientos es muy alta, independientemente del tipo de alojamiento que elijamos.

Podremos escoger entre un hoteles de cuatro estrellas a partir de los 60€ hasta los más modestos de una estrella a 30€ la habitación doble por día. Si buscamos algo más económico podemos dormir en uno de los tantos hoteles residenciales, que no ofrecen servicios de comedor, pero que son una excelente opción para ahorrar, desde 35€ la noche en una habitación doble.

Otra opción son las pensiones, que son muy abundantes en Vigo. Para viajeros de mochila y gente joven, esta es la posibilidad más económica, desde 22€ la doble y con categorías diferentes, donde no tendremos que renunciar a un trato personalizado y familiar.

También puedes buscar alojamiento en la Playa de Samil. El sitio está lleno de posadas, hoteles de todas las categorías apartamentos e incluso casas de alquiler donde disfrutaremos de una libertad mayor.
Si prefieres un hotel de cuatro estrellas, el Gran Hotel HLG Samil está en la zona residencial de Samil, para descansar en un lugar de sosiego, por tarifas desde 73€, un verdadero regalo para dos personas.