El alojamiento en Turquía ha sufrido una importante transformación en los últimos años. La llegada del turismo ha beneficiado su desarrollo.
Muchos son los hoteles que tienen la supervisión del Ministerio de Turismo o de las autoridades locales y los puedes reconocer porque llevan la clasificación de “Turísticos”. Esa indicación significa que cumplen con las normativas de calidad impuestas.

Hoteles y resorts tienen en Turquía una infinita variedad, puedes elegir un spa o un hotel con campo de golf. La gama tarifaria es muy amplia y acomodada, variando según la ubicación. La estacionalidad también se nota en los precios. Aproximadamente puedes pagar, en un resort de 4 o 5 estrellas, unos 110€ la habitación doble en Estambul y 400€ en la zona de Bodrum.

La clasificación oficial de los hoteles de Turquía es con estrellas. Van desde 1 estrella (tek yildizli) hasta 5 estrellas (5 yildizli) de categoría. En el caso de pensiones y villas de vacaciones, son de primera clase (1sinif) y segunda clase (2 sinif).

Dada la gran variedad de alojamiento del país, puedes optar entre otras posibilidades. Hay pensiones en los principales destinos turísticos: Ankara, Efeso, Marmaris o Antalya. En las zonas de costas del Mediterráneo y del Egeo también es posible alquilar villas y apartamentos. Las casa típicas turcas, ornamentadas al estilo musulmán también se pueden alquilar a precios razonables.

Si bien los campings están repartidos en todo el territorio turco, las instalaciones son algo limitadas. Una buena opción para ahorrar dinero es alojarte en Albergues Juveniles, en Turquía los hay de excelente calidad, por lo que son muy recomendables y la cama en Estambul cuesta desde 8€. El Yücelt Interyouth Hostel de Estambul es miembro de Hostelling International. Puedes conseguir mayor información en www.yucelthostel.com.