El alojamiento en Tenerife puede ser de dos clases: de playa o de interior. La amplia variedad nos permite elegir entre hoteles, casas rurales, villas, albergues y apartamentos. Desde las más altas categorías hasta alojamientos más sencillos y económicos, el alojamiento no será un problema en ninguna época del año.

La isla cuenta con un elevado número de hoteles de 5 estrellas, muchos de ellos de Gran Lujo y con la “Q” de calidad. Todos ellos en diferentes entornos y con servicios como golf entre las actividades.

Los principales municipios cuentan con una oferta de apartamentos en alquiler muy nutrida. Como ejemplo, la Playa de los Cristianos, que posee uno de los núcleos turísticos más importantes de Tenerife y las comodidades y los servicios abundan. Siempre es una opción más económica si vienes en grupo.

Otra opción como los hostales es excelente, por tarifas y por ambiente. La zona de la Ciudad Universitaria en La Laguna tiene hostales céntricos y muy baratos. Los albergues como el de los Montes de Anaga o el de la finca de Bolico, en el Parque Rural de Teno, tienen alojamiento en habitaciones colectivas a unos 12-14€ por día por persona y ofrecen facilidades para cocinar y servicio de comedor. Son ideales si quieres hacer senderismo y actividades en la naturaleza.

Las casas rurales son una excelente manera de alojarse en Tenerife. Nada mejor para sumergirnos en el maravilloso entorno de naturaleza protegida o en los campos cultivados de la isla. Los alojamientos que ostentan la “Q” de Calidad Turística española son muchos. Son la opción ideal para descansar y podemos conseguir tarifas que van desde 70€ la casa con una habitación, para dos personas, en adelante.

Recuerda que siempre es importante hacer reservaciones previas si la fecha en que viajas coincide con fiestas o vacaciones. Las ofertas de las webs suelen ser muy interesantes.