El alojamiento en Roma es muy especial. Puedes encontrar una variedad muy extensa desde humildes pensiones hasta palacios históricos de gran lujo. Todos categorizados con el sistema de una a cinco estrellas, pero con la particularidad de que no tiene en cuenta ni el precio ni el trato brindado al pasajero, solamente mira por las instalaciones.

Castillo de Torcrescenza, Roma

Las tarifas varían de acuerdo a la distancia con el centro histórico donde, independientemente de la categoría de tu alojamiento, pagarás mucho más que si te alejas un poco hacia la periferia.

Get the Flash Player to see the wordTube Media Player.

Los alojamientos más económicos no suelen incluir el desayuno entre los servicios ofrecidos, lo cobran por separado. Te conviene desayunar fuera ya que puede resultar más barato y de mejor calidad. Tampoco suelen tener aire acondicionado, que en verano se hará muy necesario.

Get the Flash Player to see the wordTube Media Player.

Pero si tu presupuesto te permite puedes alojarte en un palacio decimonónico de gran lujo y sentirte como un rey con el máximo confort. Allí tienes garantizado el lujo, con detalles artísticos y arquitectónicos singulares.

Grand Hotel della Minerva, Roma

También hay hoteles muy modernos que se sitúan en los barrios de los alrededores, por lo que ganarás en comodidades a precios no tan elevados. Dormir con vistas al Coliseo en Roma tiene un precio elevado! Esa es tu decisión.