Conseguir alojamiento en Florencia no es una tarea muy complicada ya que esta es una de las ciudades del mundo con más cantidad de plazas hoteleras por habitante.

La ciudad cuenta con más de 500 hoteles y decenas de alojamiento de otro tipo. Puedes alojarte en una villa toscana, si vas hacia las afueras o en un palazzo antiguo dentro de la ciudad. Hay muchos establecimientos en edificios históricos decorados con antigüedades.

Las mejores zonas para dormir en Florencia, por tratarse de una ciudad con un centro histórico bastante pequeño, son las zonas desde las que podemos llegar hasta él en unos 15 minutos. Recorrer Florencia caminando es muy agradable y sencillo. Lo mejor: si te puedes quedar en la Plaza del Duomo o en Plaza de la Signoria.

Los hoteles no son muy económicos, pero se encuentran ofertas interesantes en internet, dependiendo de la temporada: de noviembre a marzo es temporada baja. Puedes hallar habitaciones dobles desde 60€ por día, incluido el desayuno, en adelante.

Hay muchos B&B en los barrios céntricos, y por tarifas bastante económicas puedes disfrutar de establecimientos pequeños, administrados por sus dueños, con un trato exquisito y una cocina excelente.

Las opciones más adecuadas para grupos o si viajas con mochila son campings, albergues y hostales en donde, desde 10€ la cama, puedes dormir.