El tipo de alojamiento más común en Estados Unidos es el motel (hotel garaje). Estos proveen habitaciones baratas para aquellos que viajan en coche. Suelen contar con televisión, teléfono y baños privados. Las cadenas más importantes son Motel 6 y Super 8 Motels, cuyos precios están entre los $30 a $70. No se necesita hacer reservaciones.

Los hoteles se encuentran sobretodo en las ciudades y ofrecen mejores servicios que los moteles, pero los precios son mucho más caros. Las habitaciones van entre los $80 a $300 la noche, dependiendo de las comodidades que se busquen. Los hoteles de larga estadía son ahora muy comunes. Estos poseen cocinas y ofrecen desayunos, por lo que son muy parecidos a los aparthoteles. Los precios rondan entre los $70 a $170.

En muchas zonas rurales, especialmente en las costas de Nueva Inglaterra, los Bed & Breakfast son muy comunes. Normalmente son casas acondicionadas o edificios con menos de 12 habitaciones. Son la experiencia de alojamiento más hogareña. Los precios van entre los $50 a $200 por las noches. A diferencia de los Bed &Breakfast europeos, se deben hacer reservaciones.

Una de las opciones más económicas son los albergues juveniles. La mayoría está afiliado a los American Youth Hostel Organization. La calidad; sin embargo, no es homogénea, pero por $8 a $24 dólares la noche, vale la pena. A pesar del nombre están abiertos a gente de todas las edades. Estos se ubican generalmente en lugares muy turísticos.