Ámsterdam tiene una afluencia permanente de turistas, por lo que tiene una oferta de alojamiento fuerte. Tiene más de 39 mil camas, pero asegúrate de reservar porque hay mucha demanda.

La ciudad tiene más 350 hoteles de comodidades y presupuestos variables. La mayoría de ellos están en el casco antiguo de la ciudad, sobre todo al sur de la Centraal Station, lo que les da el valor añadido de la buena ubicación. Los más lujosos se encuentran en el área residencial de Grachtengordel.

Un hotel de 1 a 2 estrellas tiene tarifas de 40 euros, llegando a los 100 durante los fines de semana del verano. Aquellos 3 a 4 estrellas van de 100 a 200 euros la noche. Los de 5 estrellas pueden llegar a costar 400 euros la noche.

Hotel 5 estrellas en Ámsterdam

Si prefieres la privacidad, existen apartamentos en prácticamente todas las zonas de Ámsterdam. Dependiendo de tu presupuesto puede conseguirlos con vista al Vondelpark o a los célebres canales de la ciudad. Algunos de ellos vienen con servicio de desayuno incluido.

Piso en Ámsterdam

Existe una serie de albergues tradicionales para viajeros que cuentan con presupuesto limitado. Estos tienen tarifas especiales para jóvenes. Buena parte de las habitaciones son compartidas y están separadas por sexos. Tienen políticas de cierre a una hora predeterminada y no abren hasta la mañana siguiente. Los precios están por los 15 euros la noche. Conviene llevar saco de dormir y toalla de baño ya que son servicios extras. Hay baños y duchas en cada piso y suele haber un salón comedor, taquillas con llave para guardar efectos personales y acceso a internet.

Para una experiencia diferente y más memorable, la ciudad ofrece casas flotantes. Los canales albergan embarcaciones-vivienda con distintos grados de comodidad.

Casa flotante de Ámsterdam