Situado perfectamente en el corazón de la ciudad, sólo a unos cuantos pasos de Princes Street, donde se encuentra en castillo y excelentes restaurantes y tiendas. El ambiente hará tu estadía confortable y relajante, ofreciendo toda la hospitalidad escocesa. Este hotel te ofrece todas las facilidades con una atmósfera “antigua”. El precio ronda entre 40 y 65 libras esterlinas por habitación doble.