Los acantilados de Los Gigantes forman parte de los Montes de Teno. Estos acantilados ocupan una franja costera de unos 10 kilómetros de longitud en la costa oeste de la isla de Tenerife.

Con una altura de entre 600 y 300 metros sobre el nivel del mar son los más altos y espectaculares de la isla. Pocos barrancos puedes encontrar en esta muralla, algunos son los de Barranco Seco, Carrizales o Juan López.

Todos los barrancos acaban formando junto al mar playas y calas de arenas naturales que vale la pena visitar. Su fondo marino encierra una riqueza que atrae a pescadores de altura y submarinistas que llegan en embarcaciones hasta la zona ya que el acceso desde tierra es muy dificultoso.

/a>

Los guanches los llamaban “Muralla del Infierno”, por la negrura de su roca basáltica de origen volcánico y por resultar infranqueables desde el mar. Afortunadamente parten excursiones marítimas que te dejarán apreciar la grandiosidad del lugar.

A los pies de los acantilados encontrarás la urbanización del mismo nombre, a unos 30 kilómetros de distancia de Playa de las Américas, hacia el noroeste. Esta localidad conserva la tranquilidad de una playa que no está masificada y sus arenas volcánicas son realmente llamativas.