La ciudad de Roma tiene una extensa red de autobuses urbanos y suburbanos. Con más de 240 líneas llega a casi todos los sitos. Es la mejor forma de desplazarnos, pese a su fama de lentos. Pueden resultar intimidantes ya que siempre van llenos de pasajeros apiñados, aunque no se trate de horas punta, pero te acostumbrarás rápidamente y hasta resulta divertido.

Bus eléctrico de Roma

El bus está perfectamente complementado con las líneas de tranvías que también corren por la ciudad. Las paradas están señalizadas y marcan las rutas.

Get the Flash Player to see the wordTube Media Player.

Existen varias clases de billetes (un viaje, por horas, por días) unificados con tranvía, tren y metro. Deben comprarse en los estancos, kioskos y las estaciones de metro.

Interior de un bus de Roma

Por las noches corre el servicio nocturno, con 23 líneas que parten especialmente de Términi y Piazza Venezia, y está indicado con el logo de un búho.