La Semana Santa no sólo es una festividad religiosa que nos brinda unos días para vivir nuestra fe a través de las distintas celebraciones y tradiciones que se vive en cada ciudad, sino también, son unos días libres de puente antes de la primavera que muchas personas aprovechan para realizar un viaje con la familia, amigos o en solitario.

La Semana Santa 2011 inicia el domingo 17 de abril y finaliza el domingo 24 de abril, siendo tradicionalmente el puente de 4 a más días dependiendo de nuestras obligaciones laborales o académicas.

El viaje de Semana Santa debe ser preparado con días o semanas de anticipación, sobre todo, si nuestro destino es un lugar turístico muy solicitado en estas fechas como son los destinos dedicados al turismo verde, las playas, excursiones, entre otros. Además, mientras más cerca estén las fechas de Semana Santa, más elevados serán los precios de los billetes de avión, de ómnibus, de tren, los precios de alojamientos o hoteles, etc.

Entre las alternativas de viaje para Semana Santa, están los destinos de turismo rural y activo, como las aldeas rurales y pueblos que nos ofrecen un ambiente agradable y la posibilidad de recorrer rincones llenos de naturaleza dentro de un ambiente de relax típico de las zonas cercanas a las montañas y vegetación. En el turismo rural, podremos realizar actividades de turismo activo, aventura, deportes extremos y de montaña, y otras actividades de ocio al aire libre.

Dentro del territorio español hay destinos recomendados para visitar en Semana Santa, entre ellos:

Barcelona y Madrid. Ciudades recomendadas por sus atractivos turísticos, actividad cultural, y diversidad de ofertas de ocio.

Sevilla, Granada, y Valladolid. Ciudades que además de ofrecernos atractivos turísticos, también son muy representativas porque celebran la Semana Santa con unos días llenos de tradiciones, exquisiteces gastronómicas, espectáculos, y otras actividades de interés turístico.

Fuera de España, un destino recomendado en Semana Santa es Lisboa, por ser una ciudad cercana y con muchas posibilidades para los aficionados al ecoturismo. Además, los cruceros fluviales también son una opción al tener rutas que tienen una media de cuatro días y que nos permiten visitar las ciudades europeas más culturales e históricas.